Somos 17

Feminista abortista artista…
Ese no es mi nombre
mi mar tapiado con cercos alambrados y, que por lo tanto no me pertenece,
me vomitó sin micrófono y sin apellido
solo unas cuantas certezas me permitió empacar
para cuando mi vientre se inflara poderles gritar, que:
Fue mi decisión nacer en pisos de tierra y ceniza, yo rogué nacer en pueblos de gallinas para el “varón” y “mire que sufrimiento le espera a la niña”.
Fui yo la que construyó cuartos claustrofóbicos que le permitieran a mi papá disponer con su mano derecha violenta del cuerpo de mi madre mientras su izquierda traidora me hablaba de aprendizajes que todo hombre debe depositar entre las piernas de sus hijas.
Nadie más que yo decidió que la mejor forma de celebrar mi fiesta rosa era dejar a mi padrino teñir con mi sangre el zacate de su casa.
Yo decidí a sangre fría amar sin condición lo que creció en mis entrañas, lo que salió por mí vulva, lo que no sabía que quería, lo que pacientemente esperé, el primer regalo preciado pecado que mi padrino me entregó.
Soy yo, la que fue encontrada una vez más con las piernas pintadas de ocre/acre soñando nombres para mi tercer regalo.
Soy yo, la que despertó encadenada a 40 años de sueños que jamás podrán enjaular.
Mi nombre señora Regina de Cardenal no es pecadora,
es Mirian Maritza y Salvadora
Mi nombre señor Fortín Magaña no es asesina,
es Carmen Guadalupe y Marina.
Yo soy Cinthia
que más da, yo soy Beatriz!!
Somos 17
viviendo, respirando, resistiendo abarrotadas en esta piel
17 acuerpadas por otras miles
17 que no seremos olvidadas
pues todas somos las 17!

Marielos Olivo.

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *