A la Iglesia Evangélica Protestante de el Salvador

Con alegría y esperanza los/as saludamos en el amor de aquél que nos llamó.
Desde Argentina abrazamos a los/as que decididamente y con compromiso evangélico están construyendo una nueva Iglesia de carácter contestatario y protestante, capaces de romper las barreras impuestas por las agrietadas estructuras.

Hoy son muchas las iglesia populares, comunidades de fe, colectivos ecuménicos, grupos de oración y reflexión bíblica que expresan la falta de representación, identificación y sentido de pertenencia.

Estas nuevas formas organizativas, inspiradas por el Espíritu Santo, se constituyen en espacios que se transforman en sal y luz de la tierra, que de alguna manera recuperan el carácter de la Iglesia Primitiva y el estilo de los/as primeros/as cristianos/as, pues se transforman en espacio de refugio, de contención y consuelo para todos/as los excluidos/as, enfermos, pobres, hombres, mujeres, trabajadores, campesinos, etc. donde la fe y la esperanza de cada uno/a se fortalecen, encontrando nuevas formas para enfrentar las vicisitudes de la vida y las realidades sociales y políticas, aunque esto implique caminar a la “intemperie”.

Saludamos la Asamblea fundacional de la Iglesia Evangélica Protestante de El Salvador convencidos/as de que el Dios de la vida y la esperanza los/as guiará por la senda de justicia, acompañando a los/as pequeños/as de Jesús junto a los que luchan, sueñan y creen que es posible un Salvador socialmente justo, económicamente libre y políticamente soberano.

Con las manos en el arado, siempre…

Pastor Diego Mendieta
Pastora Gabriela Guerreros
Pastora Zulema Carbone
Diaconisa Gladys González
Pastoral de la Comunidad Dimensión de Fe, una Iglesia de todos y para todos…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *