Saludo del pastor presidente

 

“Así pues, acéptense los unos a los otros,

como también Cristo los aceptó a ustedes,

para gloria de Dios.”

Romanos 15:7

Corren tiempos violentos y oscuros en nuestro planeta. El fanatismo crece con la ignorancia y los deseos codiciosos de cada individuo, víctima del sistema opresor en que vivimos. Hermanas y hermanos, desde nuestra comunidad hemos llamado continuamente a escuchar y sentir el mensaje de nuestro Maestro Jesús de Nazareth que nos llama a ser uno y diversos en el amor.

El año 2015 ha iniciado intensamente para todas y todos, un año en el que demoler dogmas es la premisa, los muros del odio y la ignorancia deben caer ante la luz que desde nuestros corazones reflejamos al contactarnos de forma sincera y absoluta al Espíritu de Dios. Es hora de salir del templo de paredes y transmutar nuestra realidad haciendo visibles los signos del Reino en la tierra.  

Ante la oscuridad que acecha, como miembros del cuerpo de Cristo, debemos ser hoy más conscientes que nunca de que somos la Luz y la Sal en el Mundo; es por ello que este año trabajaremos como comunidad en temas que nos preocupan y de los que debemos empezar a ocuparnos. Como comunidad fiel al mensaje de Jesús de Nazareth los miembros de la IEPES llamamos a todas las iglesias y comunidades hermanas:

+ A sumarse y trabajar por una Nueva Política de Drogas que sea efectiva y respetuosa de la dimensión espiritual del ser, los derechos humanos y las libertades individuales.

+ A que unamos esfuerzos, investiguemos y reflexionemos sobre las consecuencias éticas y teológicas de la implementación desmesurada de la inteligencia artificial y el diseño e implementación de sistemas cognitivos integrados.

+ A que juntas y juntos cerremos filas, luchemos contra la trata de personas y el tráfico de órganos, crímenes que en nuestros países cada vez representan un peligro cada vez más latente para la niñez y la adolescencia.

Hermanas, hermanos ha llegado el momento de que ejerzamos el sacerdocio universal. La creación reclama mayordomía, la humanidad clama por luz y justicia. Que este 2015 los dogmas que nos encadenan a la indignación sean demolidos para extender nuestras alas y pasar a la digna acción. Que Dios de la vida y la historia renueve nuestras fuerzas, nuestros corazones y mentes con su inmenso amor y nos bendiga pudiendo ver su rostro en toda la creación, en el rostro de las, los y lo demás. Su Paz sea con todxs. Amen.

Rvdo. Martin Diaz

DESCARGA LA MEMORIA DE LABORES PARA SABER MÁS SOBRE LA IEPES

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *