La Iglesia Evangélica Protestante De El Salvador participo de la histórica firma del Pacto Nacional Por La Caficultura, el Rvdo. Martin Díaz asistió como parte de la delegación del Movimiento Nuevo País junto al reconocido filósofo y líder social Dagoberto Gutierrez.

Somos conscientes que sí nosotros no salvamos el bosque cafetero, no podremos salvar el país, pues es el único bosque que nos queda. El Salvador tendría en este año cafetalero su cosecha más baja en ocho décadas, que se aproximará a una producción de 900,000 quintales de café oro exportable, similar a la producción en la cosecha 1932-1933.

Las caídas en la cosecha pasada y próxima le harán perder al país no menos de $175 millones en divisas por la venta del grano. El factor principal es el severo embate de roya que tuvieron los cafetales y que dañó el 74 % del parque, lo que también incidió en la seguridad alimentaria y pérdida de empleos.

Los cafetaleros han reclamado en la pasado reciente, en el marco de la elección presidencial, por los créditos de avíos, el combate a las enfermedades y plagas del cultivo, altos precios de insumos y por reactivar el PROCAFE.

“Si las fuerzas políticas de este país no se abren para lograr los objetivos conjuntos que Dios nos ampare. El tema café es un tema tan importante. Ya hay hambruna”. Antonio Salvaverría

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *