Narcos se oponen a legalización de drogas
26 Junio, 2016
Posicionamiento de la Iglesia Evangélica Protestante de El Salvador sobre la temática del aborto
19 Julio, 2016
Mostrar todo

Comunicado de la Iglesia Evangélica Protestante de El Salvador por la salud de las mujeres y niñas

 

Ante la escandalosa e inhumana propuesta del diputado Ricardo Velásquez Parker de aumentar la pena carcelaria hasta 50 años para las mujeres que se ven en la difícil circunstancia de abortar; y ante la continua negligencia estatal para con la salud de las mujeres y niñas, la Iglesia Evangélica Protestante de El Salvador -IEPES se expresa públicamente con profunda consternación.

Ya se ha esclarecido con suficientes argumentos que la interrupción voluntaria del embarazo no se menciona en la Biblia y que su prohibición está anclada en tradiciones moralistas que muestran desprecio por la vida de las mujeres,  su salud y el respeto a las decisiones propias. El desprecio por la vida de otra persona es antibíblico y va contra el mandamiento del amor al prójimo que dejó Jesús de Nazareth. La sociedad debe unirse para proteger a miles de mujeres y niñas de estas leyes terrenas que las condenan cruelmente.

Señalamos y reprobamos las leyes oscurantistas que propician estas iniciativas inquisidoras, que persiguen y condenan aún más la condición de pobreza de las mujeres. La falta de acceso a educación, salud y seguridad las hace víctimas de un Estado laico influenciado por grupos fundamentalistas de organizaciones basadas en la fe. Esto les impide el ejercicio de los derechos sexuales y reproductivos.

Es rotundamente inaceptable que el Estado salvadoreño siga ignorando y desoyendo las exigencias de movimientos sociales, grupos de derechos humanos y organismos internacionales, sosteniendo legislaciones que atropellan y violan a diario los derechos reconocidos por el mismo Estado.

Exhortamos al diputado Velásquez Parker a reflexionar sobre el grave daño y terrible violencia que está promoviendo contra millones de mujeres y niñas en El Salvador.

Exigimos a las diputadas y diputados a recordar la importancia de la laicidad del Estado, respetar la Constitución de la República y cumplir sus funciones dejando de lado los intereses de grupos religiosos. Les hacemos un llamado a superar el aborto clandestino que deja tantas muertes y daños físicos, emocionales y espirituales en ciudadanas salvadoreñas y sus familias.

A la Corte Suprema de Justicia exigimos que decida en favor de terminar con el aborto clandestino, basándose en los derechos reconocidos en tratados internacionales ratificados por El Salvador, en la evidencia científica y en los hechos.

Al Arzobispo de San Salvador y demás líderes religiosos invitamos a que no sean cómplices de la injusticia y la masacre de mujeres y niñas en El Salvador. Que transformen sus esfuerzos en el amor, apoyo y educación para prevenir realmente la muerte de inocentes.

En la actualidad muchas mujeres se encuentran injustamente detenidas por una ley de 1998. Estas mujeres deben ser liberadas con urgencia pues sus familias las necesitan. Existen muchos casos con graves irregularidades en los procesos judiciales. Urge el indulto para ellas y resarcimiento económico por los daños provocados a ellas y sus familias.

Estamos a favor de la vida, la salud reproductiva y los derechos sexuales que son derechos esenciales de todas las personas.

Que el Espíritu Amoroso de Dios proteja a todas las mujeres que sufren condenas de cárcel y las sostenga en su mano tierna.

Que el Espíritu del Dios de la vida y de la historia, ilumine las mentes y transforme los corazones de las y los servidores públicos para que accionen en bien de las mujeres, hombres y familias de su pueblo.

“Porque no nos ha dado Dios un espíritu de cobardía, sino de poder, de amor y de dominio propio”.

2 carta a Timoteo cap. 1,7.

San Salvador 18/07/2016

Iglesia Evangélica Protestante de El Salvador

¡Provocando Encuentros!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *